BackBackMenuCloseCerrarPlusPlusSearchUluleUluleUluleChatFacebookInstagramLinkedInTwitterYouTubefacebooktwitterB Corporation

El ASESINO DEL FIN DE LA HISTORIA

Thriller policíaco escrito por Vicente Piñeiro

Sobre el proyecto

 El ASESINO DEL FIN DE LA HISTORIA - PRIMER LIBRO DE LA SAGA CRIMINAL 

Hace unos meses empecé a garabatear una serie de novelas policíacas. La primera, que ahora presento, trata de un asesino en serie que actúa en una pequeña ciudad de provincias de la Comunidad Autónoma Gallega en donde parece que nunca pasa nada.El comisario Zoilo Malumbres, casado, padre de dos hijas y próximo a jubilarse, trabaja en la localidad ficticia de Vivairo, geográficamente inexistente, que concentra los rasgos más típicos de las ciudades y los pueblos de la marina lucense y del tapeo gallego. Las calles son estrechas en los cascos antiguos y en sus establecimientos de ocio, cafeterías, tascas o cervecerías, pinchitos gratis con cada consumición donde la cerveza o el vino siempre se acompañan con algo para picar…, bollos preñados, pulpo, tortilla rellena, sardinas, empanada, etc.

A la ciudad, en cuyo casco más antiguo abundan casas de arquitectura indiana, acuden, sobre todo en los meses de julio y agosto, turistas para pasar las vacaciones junto al mar y emigrantes que regresan a visitar a sus parientes. Vivairo desvela, aparte de su patrimonio más antiguo, su famosa Semana Santa con la Virgen de la Clemencia y sus romerías, como la famosa “Rapa das Bestas”. Una pequeña ciudad a nivel del mar que deja a sus espaldas fértiles bosques y altas montañas de la Galicia más fecunda.

El comisario vive en la misma comisaría, situada en la Plaza del Ayuntamiento, en una gran casa indiana recientemente restaurada. La pequeña ciudad vive mayoritariamente del mar y tiene cerca el puerto de Viqueiro uno de los más importantes y de más envergadura del mar Cantábrico y de Galicia, cuya flota, con un total de 100 buques censados se compone de embarcaciones de bajura artesanal, cerco, arrastre de litoral, volanta y arrastre de Gran Sol, cuya especie más importante por volumen, como por facturación es la merluza, teniendo su centro o lonja climatizada con una superficie construida de 17219 m² de distribución de productos y una capacidad de descarga, subasta y manipulación, de 75 toneladas diarias. Vivairo, a modo de encrucijada, distribuye tres importantes rutas, dos costeras hacia el norte y noroeste, ruta hacia la famosa playa de Las Catedrales, y hacia el interior por las montañas y las sierras.

El escenario situado en las Rías Altas Gallegas, es cruzado por dos ríos que desembocan en el Cantábrico. Lluvioso la mayor parte del año, tiene aliento a puerto, a pescado fresco, a alquitrán del Prestige, a yodo y algas muertas arrastradas que proliferan y se depositan sobre las orillas costeras de sus playas. Otros pueblos, la capital de la provincia y la no tan retratada Galicia, siempre están presentes, como la lejana Ribadavia, con su famoso Barrio Judío y su historia,Guntín de Pallares a donde el comisario acude acompañado de su mujer y a veces de sus hijas para degustar, como invitado en la mesa de su amigo el alcalde, los famosos pimientos de Mougán. No se puede, en esta pequeña introducción, llenar las numerosos referencias a fiestas, ferias, arte, historia, etc, de los diferentes lugares de especial predilección del Comisario Malumbres, como los mencionados Guntín de Pallares, Ribadavia y mismo A Coruña o su adorado Camino Francés y Primitivo de Santiago ni las preciosas puestas de sol o anchuras de luna ni descubrir los tesoros o los temporales que golpean el Finisterre gallego.

Al comisario Malumbres le ayudan la subinspectora Inés, graduada en criminología y un inspector de científica y otro de judicial, con un par de subinspectores y otros policías de la escala básica, que resolverán o no, asesinatos, secuestros, desapariciones, casos de violencia machista, robos, etc.

         El comisario Malumbres es un personaje típico, funcionario celoso, representante de la Policía Nacional, respetuoso con la ley y el orden, aunque no dudaría de aliarse con el mismísimo diablo con tal de dar caza al delincuente. Lector voraz, aunque ya menos, licenciado en filosofía y letras y gran amante de los pimientos, del tapeo, del pulpo gallego y de su tierra.

 LA NOVELA |  EL ASESINO DEL FIN DE LA HISTORIA 

Una mujer de unos 25 años aparece estrangulada en el umbral de la puerta de un cementerio (posible escena del crimen) enroscada en un papel de gran tamaño envolviendo su cuerpo y que tiene escritas las palabras: “FIN DE LA HISTORIA”. Pero no es la única. A lo largo del relato otros personajes aparecen envueltos en distintos carteles, incluso una Reborn, que, a modo de desafío, forman el prólogo de una historia abarrotada de objetos, situaciones, y, lo único importante –como si de un retorno al mundo homérico se tratara- serán los acontecimientos. Está claro que el comisario Zoilo Malumbres, se volverá loco. Las palabras ¿qué?, ¿cómo?, ¿cuándo?, ¿dónde?, ¿por qué? con las que comienza su investigación; ¿cuándo sucedió?, por la mañana, por la tarde, y una o unas inexistentes escenas del crimen son especialmente importantes, pero alcanzada la plenitud de la perfección, a lo largo del relato los crímenes pierden relevancia. El asesino, culto y clarividente, en cada cadáver deja escrito un sumario, una huella, un mensaje, una evocación individual como acompañante de un proyecto de viaje al futuro, que no lo hay porque no se ha alcanzado definitivamente. Y desde Quentin Tarantino, cineasta del fin de la historia, nos arrastra hasta Nietzsche, Fukuyama, Hegel, Fichte, Francis Bacon, Raymond Carver, Michel Foucault, André Glucksmann, Isahiah Berlin y otros que serán las resonancias negativas o positivas en el terreno del mal. El fin de la historia es el fin de la aventura… En definitiva, que para el comisario Malumbres, la intriga y la resolución de los casos criminales, será un camino de lágrimas. El asesino le hará buscar una revelación paulina, una visión teológica de la vida hasta alcanzar la plenitud a través de la salvación…

 PEQUEÑO FRAGMENTO DE LA NOVELA 

31 de octubre, víspera de Todos Los Santos. Todavía no me he levantado de la cama y escucho en el informativo de las siete que una mujer acaba de aparecer asesinada en el umbral de las puertas del cementerio municipal con un cartel sobre el pecho que decía «FIN DE LA HISTORIA». Me levanto sin hacer ruido para no despertar a mis hijas. Mi mujer me dice que desayune antes de marchar a trabajar. Lo hago, hoy no estoy condenado a dejar mis moneditas sobre la mesa de un café.

Por el entorno y de la forma que escucho en las noticias cómo ha aparecido el cadáver, pienso, mientras desayuno con un café y unas galletas, que podemos estar ante una posible serie de asesinatos múltiples que acaban de empezar cometidos por un asesino que muestra sentimientos de omnipotencia y deseos de que no se le olvide nunca. Tal vez empiezo el día muy imaginativo. Hay que ver como los medios de comunicación de masas, en este caso la radio que tengo sobre mi mesilla de noche y que me hace de despertador, espabilan a los trabajadores en sus camas. Pocos minutos después bajo a la oficina. El personal administrativo todavía no ha llegado ni mi secretaria ni mi segundo. En la comisaría aún están trabajando los del turno de noche y comienzan los relevos.

Dos policías comentaban el trabajo de la noche. —¿Por qué será que los policías que trabajamos de noche casi siempre tenemos que ir a las casas de putas? —Lo que dices me recuerda las palabras de un vecino y amigo, que él y su mujer duermen en camas separadas. Bueno, a eso uno se acostumbra, le dije al vecino y le pregunté si cuando quería hacer el amor, ella iba a su cama o vas él a la de ella. «Verás: mi mujer y yo dormimos en camas separadas, pero también en habitaciones separadas, porque yo siempre la molesto al roncar, sabes, y cuando queremos hacer el amor tengo que ir yo a su cama, es decir, a su habitación». Entonces le pregunté por qué no iba ella a la suya y me contestó que prefería ir a la de ella, «así cuando regreso a la mía después de revolcarnos, tengo la sensación de haber ido a putas». No se dieron cuenta de mi presencia mientras hablaban y se extrañaron de verme tan temprano.

—Buenos días, señor comisario —saludaron.

—Buenos días —contesté.

—¿Ya conoce la noticia? 

 SEGUNDA NOVELA  DE LA TRILOGÍA 

La segunda novela tratará de desaparecidos, pues de las 121.118 denuncias de personas desaparecidas en España desde el año 2010, todavía existen 4.164 casos activos de alto riesgo.

Para qué es la financiación

La financiación será destinada a cubir los gastos de: 

  1. Maquetación profesional del interior del libro.
  2. El trabajo de ilustración y diseño de la portada.
  3. La impresión de una primera tirada de 500 ejemplares de la novela en papel de calidad.
  4. Gestión legal (ISBN, depósito legal y código de barras.
  5. IVA incluido en los presupuestos.
  6. Comisión de Ulule del 8% de la recaudación.

Este primer libro "El asesino del fin de la historia" estará listo para entregar el día 15 de Septiembre de 2018, una vez finalice la campaña de crowdfunding.

Sobre el creador de proyecto

Vicente Piñeiro, tengo 64 años y después de haberme jubilado de mi trabajo como topógrafo en la Ingeniería Civil a causa de una esclerosis múltiple, ahora, como hice más o menos desde los 16 años, en mis ratos libres sigo con mi pasión, escribir y si puedo no quiero parar hasta que me muera. Si por lo menos tuviera más espacio les contaría muchas cosas de mí.

Nunca había escrito antes una novela policiaca, pero inspirado en Millennium y en las novelas del Departamento Q, decidí que si escamoteaba el intento reventaría. Así soy, el lugar en el que vivo, Lugo, Galicia, mis personajes, cinco o seis que hablan y otros tantos que escuchan, a veces entre ellos se enamoran, Condensaré las líneas y sin querer pareceros seco, guardo para más adelante, o para el día que acudáis a las presentaciones del libro otros detalles sobre mí o sobre mi obra que aquí escritos ocuparían mucho espacio, serían muy llamativos, bueno no voy a llorar, pero es la impotencia que siento, no obstante os prometo que nos veremos rápidamente.

Gracias a todos por participar ayudándome a conseguir los 1000 euros que me faltan para culminar el proyecto.